Cursos Virtuales, Uncategorized

¿Cómo debemos alimentarnos para Recuperar la Salud?

“La Salud Natural al Alcance de Todos” (Manuel Lezaeta)

Alimentarnos exclusivamente de productos naturales:

Los alimentos naturales son aquellos alimentos que nos proporciona directamente la naturaleza en cada lugar y época del año variando de acuerdo a la estación y el terreno. La naturaleza es muy sabia, y siempre nos da lo que nuestro cuerpo necesita para mantenernos bien de salud, por ejemplo en invierno nos brinda alimentos que contienen Vitamina C como las naranjas, mandarinas, limones, que nos ayudan a mantener nuestras defensas para hacer frente a los resfriados, tan comunes en esa estación del año. En verano tenemos frutas y verduras que contienen esencialmente agua y fibra, son ricas en licopeno y betacaroteno  y son una excelente protección contra los rayos UV entre otros beneficios.

El hombre es frugívoro por naturaleza, las frutas además de evitar que enfermemos, son el medio más seguro para llegar a la curación, por lo que nuestra dieta debe basarse principalmente en el consumo de frutas en su estado natural.

Debemos ser sobrios y moderados en el consumo de los alimentos, comer poca cantidad y masticar bien. El exceso de comida es perjudicial para nuestra salud porque fuerza el trabajo de nuestro aparato digestivo, lo congestiona y eleva de temperatura, con lo que se producen fermentaciones dañinas y tóxicas que luego envenenan nuestra sangre.

Sentarnos a la mesa con tranquilidad y buen humor, dejando a un lado las preocupaciones y pesares y luego de comer descansar un cuarto de hora para ayudar a nuestra digestión.

Evitemos beber en exceso durante las comidas, porque los líquidos diluyen los jugos gástricos, debilitando su acción y dificultando el proceso digestivo.

Los alimentos no deben llegar al estómago con demasiada frecuencia, pues éste se cansa y se debilita.

El hambre insaciable, la necesidad de comer a todas horas porque se siente debilidad es señal de un trastorno digestivo, pues lo que se come no se aprovecha.

El ayuno es un medio para curar muchas enfermedades, no solo digestivas sino también febriles. Ayunar cada semana o una vez al mes es de gran provecho porque le permite el descanso al aparato digestivo y favorece la eliminación de toxinas del organismo.

Incluso las religiones practican el ayuno como un medio de perfeccionamiento moral,  pues así el cuerpo se libera de materias que perturban las funciones nerviosas y cerebrales.

También existe un semi ayuno que consiste en alimentarse cada semana o cada quince días de una determinada fruta.

Una regla fundamental de higiene alimenticia es comer vegetales crudos, especialmente frutas y semillas de árboles, con moderación y bien  masticados.

Deja un comentario