Alimentos Saludables, Terapias Naturales

La importancia de respirar aire puro

 

Decía Hipócrates: “El aire puro es el primer alimento y el primer medicamento”.

Como alimento, el aire puro nos da la mayoría de nuestras necesidades fisiológicas, de tal modo que en el bosque, la montaña, el mar se puede vivir tranquilamente respirando aire puro que será nuestro mejor alimento.

Para recuperarnos de una enfermedad, debemos hacer lo posible por trasladarnos o trasladar a la persona enferma, a un lugar donde pueda respirar aire puro.

El aire puro debe entrar en nuestro cuerpo por dos vías, los pulmones y la piel, la piel es como un tercer pulmón, a la vez que un tercer riñón, porque absorbe la cuarta o quinta parte del oxígeno que necesitamos y también deshecha la misma proporción de desperdicios de nuestro desgaste orgánico.

Para que nuestra piel desarrolle sus funciones es necesario que esté en contacto con la atmósfera, es por eso que es muy importante que estemos en contacto con el aire, tomar baños de aire con ropa holgada y mantenernos a lo largo del día con ropa cómoda, de fácil transpiración. Evitar la ropa ceñida y sintética.

La respiración pulmonar se realiza por la nariz, con la boca cerrada. La nariz calienta el aire demasiado frío y retiene las impurezas. Mientras mejor nos alimentemos del aire, menos necesidad tendremos de alimentarnos estomacalmente.

Las personas que sufren de enfermedades pulmonares, son las que más necesitan los baños de aire puro y los enfermos de los riñones son los que más necesitan beneficiarse de la transpiración.

Así como para tener una buena digestión es importante saber comer, también debemos saber respirar, para ello es necesaria la gimnasia respiratoria, varias veces al día, especialmente en las mañanas, haciendo respiraciones profundas con la boca cerrada durante algunos minutos.

Debemos pues buscar el aire puro a toda hora, como el alimento más precioso para conservar nuestra salud, dormir con la venta medio abierta para mantener nuestra habitación con el aire renovado cada noche.

Practicar Yoga, caminatas por las mañanas o cualquier actividad al aire libre nos ayudará a mantenernos sanos y a recuperar nuestra salud.

Fuente: La Salud Natural al Alcance de Todos (Manuel Lezaeta)

Deja un comentario