Terapias Naturales, Uncategorized

Acaba con los Hongos de las Uñas de Forma Natural

Los hongos en las uñas son muy difíciles de combatir y destruyen las uñas de forma muy rápida dándoles ademas una apariencia anti-estética que nos priva de mostrar nuestras manos o pies libremente.

Los hongos que se proliferan en las uñas producen una infección llamada onicomicosis, causada por la acción de los dermatofitos, levaduras o mohos no dermatofitos que crecen con facilidad en ambientes húmedos y cálidos como son sobre todo nuestros pies. No son fáciles de percibir, pues no producen picor, sólo una leve sensación de ardor, hasta que  vemos las uñas de un color amarillento, gruesas y con la piel de sus alrededores inflamada y rojiza.

Hay una forma natural, casera y económica para acabar con ellos.

Este es un tratamiento de uso tópico antimicótico que favorece la destrucción de los microorganismos que afectan la calidad de la uña.

Su duración mínima es de dos meses en los casos más leves, pero puede extenderse de 8 a 12 meses para la eliminación total del hongo y la regeneración de la uña.

Uno de los ingredientes principales para preparar este remedio casero es el Vinagre Blanco, cuyos compuestos ácidos se han aprovechado desde la antigüedad en el tratamiento de los hongos en la piel. Es un destacado antiséptico y antimicótico natural que comabate la onicomicosis y el conocido “pie de atleta”. Su aplicación reduce la sensación de comezón, el color amarillo y las antiestéticas durezas.

Ingredientes:

  • 5 Cucharadas de Agua Oxigenada
  • 5 Cucharadas de Alcohol Etílico al 90%
  • 5 Cucharadas de Vinagre Blanco
  • 1 Bol de Cristal
Preparación:

Agrega el agua oxigenada y el alcohol etílico al recipiente de cristal, e incorpora el vinagre blanco. Luego agita para que todos los ingredientes queden completamente mezclados. Tapa el frasco y consérvalo en un lugar fresco y seco.

Lava bien la uña afectada y sécala con un paño suave y aplica la preparación con la ayuda de un algodón. Si la uña está demasiado gruesa, límala con cuidado y frota con el algodón la superficie limada, así se conseguirá mejores beneficios.

Repite el tratamiento todos los días por las mañanas y noches y desinfecta los zapatos y calcetines que hayan estado en contacto con las uñas afectadas.

Deja un comentario